Gabinete de Psicología - Andrea Pazos
Contacto: 620 048 194     andrea.paz[email protected]
C-36-002743

La felicidad no es la ausencia de problemas, es la capacidad de tratar con ellos

Blog

¿Tienes hambre física o hambre emocional?

Publicado el 10 Ee marzo Ee 2019 a las 14:30

La comida tiene un poder tranquilizador. Nuestro organismo agradece la comida porque es fundamental para su supervivencia, de hecho, existen circuitos cerebrales diseñados expresamente para generar satisfacción cuando comemos, de manera que repitamos más veces esa misma acción.


Sin embargo, en ocasiones no comemos para subsistir, no comemos porque estemos hambrientos, lo hacemos para calmar una emoción demasiado intensa, como ansiedad, estrés o tristeza. Esto es lo que se llama la ingesta emocional o el hambre emocional.


Las personas que a menudo comen llevados por sus emociones tienen dificultades para distinguir el hambre fisiológica del hambre emocional, es decir, no diferencian claramente entre las necesidades de su cuerpo y las de su mente. Aunque en algunos casos es necesario un trabajo terapéutico más complejo, aquí os dejo algunas claves sencillas para discriminarlas.


 


Categorías: autoconocimiento, inteligencia emocional

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

0 comentarios